MIREN PASTOR / PRIMAS GEMELAS 

Miren Pastor
Licenciada en Bellas Artes en la UPV, ha sido asistente de artistas como Christian Patterson, Cristina Iglesias o Daniel Canogar. Estudiar fotografía en Blank Paper Escuela le marcó un antes y un después. Aquí gestó su proyecto Bidean, un proyecto río en el que sigue trabajando 5 años después.

Primas Gemelas
Panticosa, Cauterets y Gavarnie son 3 antiguas villas balnearias consideradas primas gemelas, por haber compartido un pasado idéntico, con un presente muy contradictorio. Desde sus entrañas nacen las fuentes termales que abastecieron sus baños durante su época dorada, declive y dispares intentos por sobrevivir.
Analizando la proyección en la naturaleza de este enigmático hábitat triangular, los 147km2 de superficie española y francesa delimitados por 55,4km de perímetro, son el escenario para profundizar en la esencia sus orígenes: uno de los elementos fundamentales de la creación, el agua.

www.mirenpastor.com

 MICHELE TAGLIAFERRI / EXILES 

Michele Tagliaferri
Michele Tagliaferri (Italia, 1980) es Licenciado en Ingeniería del Software. En 2005 se traslada a España, momento en el cual se acerca a la fotografía. En 2007 entra en Blank Paper Escuela donde estudia fotografía durante dos años y de la que actualmente es profesor.

Su primer trabajo, Mapa, fue publicado en forma de fanzine gracias al premio del Festival Internacional de Fotografía Emergent Lleida.

GRASS, publicado por Dalpine en 2015, es su primer libro.


EXILES
Distancia? Cuando he hablado de distancia?
Distancia es la que llevo dentro. Afuera ya no existen distancias.
No hay ni cerca ni lejos. Vivimos en un mundo donde todo está. Todo queda ahí, al alcance de la mano.
Hay un espacio infinito donde la distancia no existe.
Tienes que usar las imágenes, ellas pueden ayudarte.
Las imágenes son vida y la vida es imágenes.
El día que desaparezcan todas las imágenes quizás volverá la distancia.
Pero hasta entonces vive con ellas.
Capta todo lo que que puedas. Almacena todas las que puedas.
Míralas y vuelve a mirarlas, no la dejes escapar.
Ellas son tu vida.
Ellas son nuestra salvación en en este frío espacio sin fin.

www.micheletagliaferri.com
Ineluctable modalidad de lo visible: por lo menos eso, si no más, pensado a través de mis ojos. Las signaturas de todas las cosas estoy aquí para leer; huevas y fucos marinos, la marea que se acerca, esa bota herrumbrosa. Verdemoco, platazul, herrumbre: signos coloreados. Límites de lo diáfano. Pero añade él: en los cuerpos. Entonces, se daba cuenta de ellos, de los cuerpos, antes que de ellos coloreados. Cómo? Golpeando contra ellos la mollera, claro. Despacito. Calvo era y millonario, maestro di color che sanno. Límite de lo diáfano en. Por qué en? Diáfano, adiáfano. Si se pueden meter los cinco dedos a través suyo, es una verja; si no, una puerta. Cierra los ojos y ve. Stephen cerró los ojos para oír sus botas aplastando crujientes fucos y conchas. Caminas a través de ello, sea como sea. Yo, una zancada a cada vez. Un cortísimo espacio de tiempo a través de cortísimos espacios de tiempo. Cinco, seis: el nacheinander. Exactamente: y esa es la ineluctable modalidad de lo audible. Abre los ojos. No. Dios mío! Si me cayera por una escollera que avanza sobre su base, caería a través del nebeneinander ineluctablemente. Voy saliendo adelante bastante bien en la oscuridad. Mi espada de fresno pende a mi costado. Ve tentando con ella: así lo hacen ellos. Mis dos pies en sus botas están en el extremo de mis piernas, nebeneinander. Suena a macizo: hecho por el mazo de Los Demiurgos. Estoy marchando hacia la eternidad a lo largo de la playa de Sandymount? Chaf, crac, cric, cric. Silvestre dinero de mar. El dómine Deasy se lo sabe tó.No vienes a Sandymount, Madelin la jaca? Empieza un ritmo, ya ves. Ya oigo. Un tetrámetro cataléctico de yambos en marcha. No, al galope: delin la jaca. Abre ahora los ojos. Ya voy. Un momento. Se ha desvanecido todo mientras tanto? Si los abro y estoy para siempre en lo negro adiáfano. Basta! Voy a ver si veo. Veo ahora. Ahí, todo el tiempo sin ti: y será para siempre, mundo sin fin. Ineluctable modalidad de lo visible: por lo menos eso, si no más, pensado a través de mis ojos. Las signaturas de todas las cosas estoy aquí para leer; huevas y fucos marinos, la marea que se acerca, esa bota herrumbrosa. Verdemoco, platazul, herrumbre: signos coloreados. Límites de lo diáfano. Pero añade él: en los cuerpos. Entonces, se daba cuenta de ellos, de los cuerpos, antes que de ellos coloreados. Cómo? Golpeando contra ellos la mollera, claro. Despacito. Calvo era y millonario, maestro di color che sanno. Límite de lo diáfano en. Por qué en? Diáfano, adiáfano. Si se pueden meter los cinco dedos a través suyo, es una verja; si no, una puerta. Cierra los ojos y ve. Stephen cerró los ojos para oír sus botas aplastando crujientes fucos y conchas. Caminas a través de ello, sea como sea. Yo, una zancada a cada vez. Un cortísimo espacio de tiempo a través de cortísimos espacios de tiempo. Cinco, seis: el nacheinander. Exactamente: y esa es la ineluctable modalidad de lo audible. Abre los ojos. No. Dios mío! Si me cayera por una escollera que avanza sobre su base, caería a través del nebeneinander ineluctablemente. Voy saliendo adelante bastante bien en la oscuridad. Mi espada de fresno pende a mi costado. Ve tentando con ella: así lo hacen ellos. Mis dos pies en sus botas están en el extremo de mis piernas, nebeneinander. Suena a macizo: hecho por el mazo de Los Demiurgos. Estoy marchando hacia la eternidad a lo largo de la playa de Sandymount? Chaf, crac, cric, cric. Silvestre dinero de mar. El dómine Deasy se lo sabe tó.No vienes a Sandymount, Madelin la jaca? Empieza un ritmo, ya ves. Ya oigo. Un tetrámetro cataléctico de yambos en marcha. No, al galope: delin la jaca. Abre ahora los ojos. Ya voy. Un momento. Se ha desvanecido todo mientras tanto? Si los abro y estoy para siempre en lo negro adiáfano. Basta! Voy a ver si veo. Veo ahora. Ahí, todo el tiempo sin ti: y será para siempre, mundo sin fin. Ineluctable modalidad de lo visible: por lo menos eso, si no más, pensado a través de mis ojos. Las signaturas de todas las cosas estoy aquí para leer; huevas y fucos marinos, la marea que se acerca, esa bota herrumbrosa. Verdemoco, platazul, herrumbre: signos coloreados. Límites de lo diáfano. Pero añade él: en los cuerpos. Entonces, se daba cuenta de ellos, de los cuerpos, antes que de ellos coloreados. Cómo? Golpeando contra ellos la mollera, claro. Despacito. Calvo era y millonario, maestro di color che sanno. Límite de lo diáfano en. Por qué en? Diáfano, adiáfano. Si se pueden meter los cinco dedos a través suyo, es una verja; si no, una puerta. Cierra los ojos y ve. Stephen cerró los ojos para oír sus botas aplastando crujientes fucos y conchas. Caminas a través de ello, sea como sea. Yo, una zancada a cada vez. Un cortísimo espacio de tiempo a través de cortísimos espacios de tiempo. Cinco, seis: el nacheinander. Exactamente: y esa es la ineluctable modalidad de lo audible. Abre los ojos. No. Dios mío! Si me cayera por una escollera que avanza sobre su base, caería a través del nebeneinander ineluctablemente. Voy saliendo adelante bastante bien en la oscuridad. Mi espada de fresno pende a mi costado. Ve tentando con ella: así lo hacen ellos. Mis dos pies en sus botas están en el extremo de mis piernas, nebeneinander. Suena a macizo: hecho por el mazo de Los Demiurgos. Estoy marchando hacia la eternidad a lo largo de la playa de Sandymount? Chaf, crac, cric, cric. Silvestre dinero de mar. El dómine Deasy se lo sabe tó.No vienes a Sandymount, Madelin la jaca? Empieza un ritmo, ya ves. Ya oigo. Un tetrámetro cataléctico de yambos en marcha. No, al galope: delin la jaca. Abre ahora los ojos. Ya voy. Un momento. Se ha desvanecido todo mientras tanto? Si los abro y estoy para siempre en lo negro adiáfano. Basta! Voy a ver si veo. Veo ahora. Ahí, todo el tiempo sin ti: y será para siempre, mundo sin fin. Ineluctable modalidad de lo visible: por lo menos eso, si no más, pensado a través de mis ojos. Las signaturas de todas las cosas estoy aquí para leer; huevas y fucos marinos, la marea que se acerca, esa bota herrumbrosa. Verdemoco, platazul, herrumbre: signos coloreados. Límites de lo diáfano. Pero añade él: en los cuerpos. Entonces, se daba cuenta de ellos, de los cuerpos, antes que de ellos coloreados. Cómo? Golpeando contra ellos la mollera, claro. Despacito. Calvo era y millonario, maestro di color che sanno. Límite de lo diáfano en. Por qué en? Diáfano, adiáfano. Si se pueden meter los cinco dedos a través suyo, es una verja; si no, una puerta. Cierra los ojos y ve. Stephen cerró los ojos para oír sus botas aplastando crujientes fucos y conchas. Caminas a través de ello, sea como sea. Yo, una zancada a cada vez. Un cortísimo espacio de tiempo a través de cortísimos espacios de tiempo. Cinco, seis: el nacheinander. Exactamente: y esa es la ineluctable modalidad de lo audible. Abre los ojos. No. Dios mío! Si me cayera por una escollera que avanza sobre su base, caería a través del nebeneinander ineluctablemente. Voy saliendo adelante bastante bien en la oscuridad. Mi espada de fresno pende a mi costado. Ve tentando con ella: así lo hacen ellos. Mis dos pies en sus botas están en el extremo de mis piernas, nebeneinander. Suena a macizo: hecho por el mazo de Los Demiurgos. Estoy marchando hacia la eternidad a lo largo de la playa de Sandymount? Chaf, crac, cric, cric. Silvestre dinero de mar. El dómine Deasy se lo sabe tó.No vienes a Sandymount, Madelin la jaca? Empieza un ritmo, ya ves. Ya oigo. Un tetrámetro cataléctico de yambos en marcha. No, al galope: delin la jaca. Abre ahora los ojos. Ya voy. Un momento. Se ha desvanecido todo mientras tanto? Si los abro y estoy para siempre en lo negro adiáfano. Basta! Voy a ver si veo. Veo ahora. Ahí, todo el tiempo sin ti: y será para siempre, mundo sin fin.
•   •

 LAURA CARRASCOSA VELA / COMO LA CASA MÍA 

Laura Carrascosa Vela
Laura Carrascosa Vela (1993, Madrid) estudió Fotografía Artística en la Escuela de Arte n°10, Filosofía en la UCM y máster en Desarrollo de Proyectos en Blank Paper. Su obra se centra en la aproximación a problemáticas como la identidad, el lugar que ocupamos en la sociedad y la relación del fotógrafo con lo fotografiado. En 2015 crea junto con Sira Bee el colectivo fotográfico Comando Apache. En la actualidad trabaja sobre la comunidad china de Madrid.




COMO LA CASA MÍA
Como la casa mía habla sobre los jóvenes chinos, autodenominados chiñoles, centrándose en dos conceptos: la construcción de una identidad individual frente al imaginario colectivo y la construcción de un espacio así como la transformación de ambos.
Durante el proceso conocí a Xirou Xiao, que se convirtió en mi guía y amiga. Juntas creamos el proyecto MAN DA RI NA desde el que pretendemos experimentar e investigar junto con los chiñoles desde la educación artística contemporánea generar preguntas y respuestas sobre las aspiraciones, la integración social y las emociones de las nuevas generaciones chinas.

www.lauracvela.com

Hace año y medio un grupo de música madrileño me encargó una sesión de fotos y quedamos en Usera, el barrio de uno de los integrantes de la banda. Fue así como descubrí el China Town madrileño.
Inicialmente, Usera era un barrio obrero creado en los años 20 fruto de las Leyes de Casas Baratas. Poco a poco pasó de ser un barrio de migración interna española a ser una de las zonas claves de inmigración latinoamericana, sobre todo colombiana y ecuatoriana. Desde 2001 se convirtió en el enclave chino de Madrid. La llegada fue in crescendo y en 2013 ya podías leer titulares en prensa como: "Los chinos ya son los extranjeros mayoritarios en Legazpi y Usera". Actualmente se estima que hay un total de 51.833 habitantes chinos en la Comunidad de Madrid. En España, cerca de 170.000.

La curiosidad me pudo y al llegar a casa me puse a investigar. Encontré un grupo de Facebook llamado Chinos de Segunda Generación en España (chiñoles). Solicité entrar y me aceptaron. Los chiñoles, nombre con el que se autodenominan, son aquellas personas que se sienten tanto chinas como españolas y a la vez ninguna de las dos cosas; personas interesadas en disfrutar de "la cultura del ocio económicamente improductiva" jóvenes que han roto con el esquema más conservador de sus progenitores pero que tampoco terminan de encajar en su nuevo mundo. En China no son lo suficientemente chinos y en España no lo suficientemente españoles. A pesar de haber nacido o crecido en España, sus rasgos son asiáticos, y, a pesar de que su lengua materna sea china, no es el mandarín oficial sino un dialecto. Una joven escribió en el grupo: "no vamos a ser nunca completamente españoles ante los ojos de los verdaderos españoles aunque actuemos y pensemos como ellos".

Gracias a este grupo conocí a Xirou Xiao (Hunan, 1993). Hace cuatro años vino a España a hacer un máster de educación artística y a observar las condiciones de vida de sus compatriotas. Encontramos nuestros intereses afines y comenzamos a trabajar juntas.
A Xirou no le gusta Usera. Los edificios, las tiendas y los olores le recuerdan a su país, pero esto, lejos de agradarle, le produce un sentimiento de extrañeza que no consigue definir y que llama "re-contextualización".
Cuando conocí a Xirou aluciné: me parecía la mezcla perfecta entre la ingenuidad del niño y la sabiduría del viejo, y me producía esa tranquilidad que te transmite alguien cuando sientes que es bueno y te llena el cuerpo de paz. "Xi" significa fuerte o rápido y "rou", suave. Su abuelo eligió este nombre porque deseaba que la pequeña llegase a ser una mujer fuerte pero suave al mismo tiempo. Me imagino a su abuelo como un versado en taoísmo pensando en las palabras de Lao Zi cuando dice que los seres vivos nacemos blandos y débiles y al morir quedamos secos, rígidos y duros. Así "quien sea rígido e inflexible es un discípulo de la muerte" y "quien sea suave y adaptable es un discípulo de la vida" (jian qiang zhe si zhi tu rou ruo zhe sheng zhi tu).

Cuando me conoció, Xirou no entendía qué hacía una española haciendo fotos a chinos. Y yo, sinceramente, también me preguntaba qué era eso que me atrapaba tanto. Por qué los chiñoles?
El 70% de los inmigrantes chinos vienen de la provincia de Zhejiang. Desde finales del siglo XIX, los habitantes del sudeste de esta zona, sobre todo de Qingtian y Wenzhou, han emigrado no sólo a España sino por todo el mundo. "Cuando yo vivía en China jamás oí hablar sobre esto", me dice Xirou. "Ellos hablan dialectos que no entiendo, pero en España representan a un país entero."
Oía hablar en todas partes del "gran gigante asiático" que no para de expandirse y yo quería conocer de primera mano a las personas que estaban detrás de aquellas noticias y a los jóvenes sobre los que iba a caer esa herencia. Y, sobre todo, quería evitar hacerlo desde el etnocentrismo. Porque qué idea tenemos de China?, y de los chinos?, cuál es el origen de estos pensamientos?, cuánto queda de las tradiciones de la cultura milenaria en las nuevas generaciones chinas?, y en los chiñoles? Pero me he dado cuenta de que mi primera motivación no fue ni la inmigración ni China, sino mi propio mito de la identidad personal y social. Los chinos eran para mí lo más distinto, lo más desconocido y, sin embargo, encontré en Xirou uno de los vínculos más fuertes que jamás he tenido. Intentar resolver las dudas identitarias de otro colectivo acabó por desarrollarnos y definirnos a ambas.

De dónde eres?, quién eres?, a qué grupo perteneces? Estas parecen ser preguntas inevitables hoy en día y, sin embargo, puede que sólo sean un parche para dar un hogar a las almas desorientadas. Porque es mucho más fácil tener una respuesta única a aceptar que quizás sólo sean quimeras. Tal vez todos somos uno.
La experiencia de tener un hogar, proceso dinámico entre las personas y el entorno, es un productor de significados. Y hacer un hogar toda una aventura para asegurar nuestra identidad.

Simone Weil, filósofa francesa de la primera mitad del siglo XX, hablaba del desarraigo como el mayor de los problemas contemporáneos, provocado, entre otras cosas, por el poder del dinero, la guerra y la dominación económica. Pensaba que "echar raíces quizś sea la necesidad más importante e ignorada del alma humana".
Navegando por Facebook me encontré con este estado de una amiga: "desde de la ventana puedo ver los chicos jugando al baloncesto, como la casa mía en China”. Me quedé pensando en eso de "como la casa mía…", una frase tremendamente sencilla y tierna que me recordó no sólo al traslado iconográfico que se produce en los China Towns, sino también a las palabras de Weil y es que, al final, nuestras hazañas personales se remiten al mismo anhelo: sentirnos como en casa, que tenemos un hogar, que ocupamos un lugar.
Yo soy como la casa mía.

 FEDERICO CLAVARINO / HEREAFTER 

Federico Clavarino
Federico Clavarino nació en Italia el 19 de septiembre de 1984, en Turín. En esta ciudad, donde vivió hasta los 22 años, estudió literatura y técnicas de la narración en la Scuola Hoden, dirigida por Alessandro Baricco. En 2007 se mudó a Madrid y comenzó a estudiar fotografía en la Escuela BlankPaper con Fosi Vegue. Dos años más tarde ya estaba trabajando sus proyectos personales de fotografía y en 2010 publicó su primer trabajo breve, La Vertigine y un año más tarde su primer libro, Ukraina Pasport, que recibió la mención de honor al mejor libro de fotografía de 2011 en PhotoEspaña. Ese mismo año empezó a trabajar como profesor en la Escuela BlankPaper, donde actualmente continúa impartiendo clases. En septiembre de 2014 publicó su segundo libro, Italia o Italia, con la editorial londinense Akina Books. El trabajo, que tuvo una gran acogida por los principales medios de comunicación especializados en fotografía, se expuso en 2015 en el Festival Internacional de Fotografía de Roma. En abril de 2016 la editorial Dalpine publica su tercer libro, The Castle. Otro de sus proyectos, Hereafter, que recibió la beca FotoPres de la Caixa en 2014, sigue en proceso y verá la luz en 2017.

Hereafter
La vida de mis dos abuelos maternos, Mary y John (que falleció en 1998) fue marcada desde el principio por la historia colonial de Gran Bretaña. Mi abuelo nació en Lucknow, India, y él, como mi abuela, era descendiente del General Gordon de Jartúm. Después de la Segunda Guerra Mundial mi abuelo fue enviado a Kadugli, en Sudán, en calidad de Comisario del distrito de Kordofán. A lo largo de aproximadamente 20 años ambos vivieron y trabajaron en Sudán, Libia, Omán, Jordania y Chipre. Fueron testigos del derrumbe progresivo del imperio colonial británico. Mi abuelo volvió a Jartúm al fnal de su carrera diplomática en calidad de embajador, antes de retirarse a Horsham, un pequeño pueblo en el sur de Inglaterra, donde todavía vive mi abuela.
"Hereafter" es un conjunto de imágenes de archivo, textos, y fotografías que busco realizar siguiendo el rastro de la vida y de los viajes de John y Mary. El proyecto pretende hablar de los últimos años de la historia colonial europea y de sus consecuencias a través de la historia de una familia.

www.federicoclavarino.com

ODISEA / EXPOSICIÓN

Todo proyecto fotográfico supone un viaje alucinante. Es un camino plagado de incertidumbre, de abismos insondables y de grandes conquistas. Odisea reúne el trabajo en proceso de 4 exalumnos de blank paper escuela, 3 de ellos de la primera generación: Federico Clavarino, Michele Tagliaferri y Miren Pastor y una de la última, Laura Carrascosa.

Es la primera vez que llevan un proyecto inacabado a exposición y por tanto es un experimento y un gran acto de valentía: cuando lo finalicen probablemente lo que aquí muestren poco se parecerá al resultado final, pero de una cosa estoy seguro, habrán dado el paso más largo y fructífero en su largo viaje a lo desconocido.

Fosi Vegue, director de Blank Paper Escuela / Exposición colectiva del 13 de mayo hasta el 24 de junio 2016.